sábado, 1 de marzo de 2014

España y el ejemplo de la familia

Mucho se escribe sobre la unidad de España. Se ponen paralelismos, comparaciones, ejemplos de lo bien que funcionan otros países, … Pero una comparación bastante habitual y, desde mi punto de vista, algo tramposa, es la de comparar un país con una familia, usando los argumentos habituales:
  • Hay que ayudarse entre todos
  • Hay que aportar a los gastos de la casa
  • Si te vas de la casa no te puedes llevar tu habitación
Vamos por partes:
  • Estoy totalmente de acuerdo en que hay que ayudarse entre todos, pero eso es algo que no es exclusivo de un estado. Lo lógico, incluso por egoísmo, es que nos ayudemos entre todos, a cualquier nivel, sea como personas, como especie o cualquier punto intermedio. Y digo por egoísmo porque si a los de tu alrededor les va bien seguro que mejora en algo tu situación. El ejemplo más claro se da en los barrios marginales: si hay menos pobreza y más cultura, hay menos delincuencia.
  • En cuanto a lo de pagar los gastos de la casa, es otra obviedad: si estás haciendo un gasto en donde vives es normal que tengas que cubrir tu parte del gasto. El problema viene cuando alguna parte de la familia tiene que cubrir más de lo que le toca porque otra parte no quiere cubrir la suya. Ojo, no me refiero a lo habitual de que una comunidad autónoma pague más proporción de los gastos del estado y otra pague menos de lo que debería. Normalmente eso pasa porque la que paga menos no tiene para pagar más (alta tasa de paro, por ejemplo). Me refiero a que si, siguiendo el ejemplo, los hijos se tienen que hacer cargo de los gastos y el padre no para de irse de juerga es normal que los hijos se enfaden y decidan que sin su padre por medio vivirían mejor. 
    Ojo, que igual el padre no se va de juerga y sólo parece que lo hace, pero entonces es culpa del padre por no explicarse (contabilidad y balanzas de pago no públicas a pesar de ser de un ente público). Este problema en realidad no es exclusivo del gobierno central si no que suele ser del “escalón superior” hacia el “escalón inferior”.
  • Este punto es el más fácil de rebatir, ya que sí se puede “llevar” la habitación, incluso en la realidad. Basta con tabicar o poner un cerrojo a la puerta que da a la casa y abrir otra puerta a la calle por otro lado (si es una habitación física, depende de la ubicación y la estructuración de la casa y de la habitación. En el caso de una CA, no es necesario ni eso). Otra cosa es el encaje legal (escisión si es una CA, cambio de titularidad en caso de una habitación).
Normalmente cuando se hacen comparaciones se elige la que encaja de pasada con los puntos que uno quiere resaltar, pero eso no significa que sea una buena comparación.

El problema es que si a un miembro de una familia se le obliga a permanecer en contra de su voluntad en la casa se considera secuestro. Si a una parte de un país se le obliga a permanecer en el país se considera que esa parte es una “malvada secesionista”. En ambas situaciones, la única manera razonable de enfrentarse al problema es dialogando entre quien/es quiere/n irse y quien/es quiere/n que se quede/n.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Terraformar Venus (II)

Después de leer un poco más sobre las razones de que Venus tenga la atmósfera que tiene, quizás sería más fácil (relativamente) terraformar Venus que Marte.

La razón de que Venus tenga la atmósfera que tiene viene por la falta de rotación de su núcleo, lo que provoca que no tenga una magnetosfera como la terrestre que impida que el hidrógeno salga disparado al ser bombardeado por el viento solar.

Hace millones de años Venus sí tenía un campo magnético, debido a su giro. Pero sufrió un impacto que lo frenó hasta la velocidad actual, durando 1 día venusino 243 días terrestres y girando de manera retrógrada. Por comparar, la Tierra gira a 465,1 m/s (1.674,4 km/h) en su Ecuador mientras que Venus lo hace a 1,81 m/s (6,52 km/h).

Se podría intentar un método bastante brutal, pero tal vez posible, para reactivar el campo magnético de Venus, el cual necesita del giro del planeta para fortalecerse: usar cometas y meteoritos como proyectiles para, por un lado, acelerar el giro del planeta y, por el otro, conseguir que Venus volviera a tener hidrógeno en su atmósfera.

Está claro que los impactos aumentarían la temperatura superficial, pero teniendo en cuenta que ya es de más de 400ºC no veo el problema.

Por supuesto, con la tecnología actual quizás sea demasiado complicado. Pero habría un efecto secundario bastante bueno para la Tierra: cada asteroide, cometa o meteorito que impactara en Venus para acelerarlo sería uno menos que podría caer en la Tierra. Además, hay un 18,5% de diferencia de masa entre la Tierra y Venus, a favor de la Tierra, que podría igualarse con la masa de los objetos que se lanzaran contra Venus. 

Seguro que el proceso sería muy caro, pero ¿no querría ninguna constructora encontrarse un planeta entero para construir? ;)

Sobre la financiación de los partidos políticos

Actualmente existen dos maneras básicas de financiar los partidos:

  • Financiación privada.
  • Financiación pública dependiendo de los resultados de las últimas elecciones.

En el primer caso se produce el problema de que los intereses privados de los que han puesto el dinero mandan sobre los intereses públicos.

En el segundo caso el problema viene porque, por un lado, un partido recién creado no recibe ninguna ayuda para promocionarse y, por el otro lado, los partidos grandes cada vez tienen más recursos para promocionarse. La teoría es que en cada elección todos los partidos deberían partir de 0, no tener una ventaja sobre los demás dependiendo de lo que sacaran en las últimas elecciones... a pesar de que el pueblo les pueda haber retirado toda su confianza.

Quizás habría que pensar en cambiar la financiación y que no estuviera relacionada con el número de escaños conseguidos sino con el porcentaje de participación ciudadana en las elecciones. Cuantos más ciudadanos voten más dinero habría para repartir entre los partidos que van a hacer campaña. De esta manera no serían los partidos grandes los que siempre se llevarían la mayor parte de los recursos y les dejaría de interesar que poca gente vaya a votar (cuanta menos participación más fácil es conseguir un escaño para los grandes partidos).

La pega: que algunos listos montarían partidos para quedarse con la subvención.

Posible solución: eliminar las campañas políticas tal y como se entienden ahora.

¿Qué problema hay con las campañas actuales?
  • Los mítines son un gasto inútil de dinero, ya que sólo van los que ya pensaban votar a ese partido y no convencen a nadie que no los fuera a votar.
  • El reparto de propaganda electoral es un gasto en material bastante considerable, además de dejar las localidades llenas de basura (panfletos, sobres, posters, ...), además de no cambiar tampoco el voto de quien ya está decidido (e incluso los indecisos suelen tenerlo decidido aunque no lo quieran decir... si es que al final votan).
  • La cobertura que pueden ofrecer en el reparto de su programa electoral los partidos depende del tamaño del propio partido (en recursos): a más recursos mejor cobertura, mientras que un partido pequeño puede no tener suficientes recursos para toda la propaganda necesaria.
Se podría cambiar todo esto de una manera bastante fácil:
  • Eliminando los mítines y aumentando el número de debates múltiples (no sólo los dos partidos mayoritarios *en las anteriores elecciones*) en los medios de comunicación.
  • Eliminando la propaganda electoral. Repartir publicidad sería penado por la Junta Electoral.
  • Unificar los programas electorales en un único libreto que se repartiría por buzoneo y sería la única publicidad electoral válida. Los programas electorales tendrían que presentarse con el suficiente tiempo para poder imprimir los libretos, pero no debería ser ningún problema. Hay suficientes imprentas como para tener los libretos a tiempo.
Por supuesto esto no son más que ideas que habría que trabajar.

lunes, 1 de octubre de 2012

Sobre Cataluña y su independencia

Ahora mismo se está formando un revuelo porque al gobierno de Cataluña le ha dado por enarbolar (otra vez, como cada vez que tiene problemas para gobernar) la bandera de la independencia. Curiosamente no la enarbola siempre.

Pensando en la posibilidad de que Cataluña pasara a ser un estado independiente se me ocurre que si quiero puedo recorrer unos cuantos kilómetros y entrar en un territorio donde no se tributa a la Hacienda española, donde se habla oficialmente un idioma que no es el castellano y este no es oficial. Pero resulta que tenemos la misma moneda, que no necesito pasaporte para entrar y que sus leyes y las de España están dirigidas desde el mismo sitio: Bruselas.

Para el caso me da igual que se haya pensado en Francia, en Andorra o en Portugal.

La cosa está en que si Cataluña fuera independiente y perteneciera a la UE, para los que no somos parte del gobierno ¿qué diferencia habría? ¿Acaso dejarían de saber hablar castellano en Cataluña por arte de magia? Esto lo digo porque en las fronteras se suelen saber los idiomas de los dos lados de las mismas, aunque sólo sea por poder vender a más gente.

Esto me lleva a plantearme si todo el ruido que se ha montado con la independencia de Cataluña (o del País Vasco, para el caso) no es simplemente una cuestión de que los integrantes del gobierno tendrían menos dinero para llenarse los bolsillos, porque si me guío por lo que invierten en los españoles, poca diferencia habría.

Resumiendo: que si Cataluña, el País Vasco o quien sea se quiere independizar, mientras pertenezca a la UE, como ciudadano me es totalmente irrelevante. De hecho, ahorraría mucho gasto y mucha mala leche en ambos lugares.

domingo, 22 de julio de 2012

Terraformar Venus

Leyendo Marte Rojo me pregunto ¿qué haría falta para empezar a terraformar Venus? Se me ocurren algunas cosas que se podrían intentar... si es que son de alguna manera viables :)

Se podría intentar combinar el azufre del anhídrido sulfúrico con el carbono del dióxido de carbono. Quizás así se podría ir bajando la temperatura.

También se podría intentar separar el azufre de la atmósfera venusiana y precipitarlo, creando balas que podría ser disparadas contra la Luna, para usar esta a modo de almacén. Dependería de la cantidad de toneladas que hubiera que lanzar. En caso de ser demasiadas como para que se mantuviera estable la órbita de la Luna, se podría lanzar parte o todo contra Mercurio... pero eso impediría usarlo como almacén.

Otra cosa que se podría intentar es crear cañones para disparar el aire hacia justo fuera de la atmósfera para, debido a la descompresión, reducir la temperatura, con lo que se enfriaría un poco la misma. La gravedad volvería a atraer el aire a la atmósfera.

Se me ocurre también que se podrían ubicar viveros para algas que fueran convirtiendo el CO2 de la atmósfera en hidratos de carbono, los cuales podrían ser enviados a la Tierra, por ejemplo, o puestos en órbita estable en espera de la terraformación de Venus.

Pero básicamente (seguro que simplifico demasiado) sería reducir el carbono y el azufre de la atmósfera, ya que por distancia al Sol no debería ser tan caliente (400º C), siendo sólo algo más caliente que la Tierra.

Por supuesto, imagino que los técnicos de la NASA, la ESARoscosmos y demás agencias espaciales, tanto públicas como privadas, estarán estudiando el cómo hacerlo. No hacerlo sería del género tonto, ya que podría utilizarse Venus también como campo de pruebas para un posible calentamiento extremo en la Tierra. Y mejor hacer las pruebas fuera de casa.

domingo, 15 de enero de 2012

Parecidos razonables.

Antiguamente existía un sistema legal que se basaba en que el acusado no llegaba nunca a tener un juicio justo, careciendo de defensa, sin saber los cargos que se le imputaban, siendo culpable hasta que no pudiera demostrar lo contrario (lo cual era muy difícil), eternizándose la prisión preventiva hasta que al tribunal le diera la gana, ...

Estoy seguro que cualquiera puede adivinar a qué sistema legal me refiero. Y también estoy seguro que la mayoría podrá pensar que eso es algo que se quedó en el pasado.

¡Pues no! Resulta que actualmente existe un sistema legal que permite casi exactamente esas aberraciones. Y no estoy hablando de un país teocrático perdido en mitad de África, no. Me refiero a Estados Unidos. Concretamente a lo que hacen en Guantánamo.

Hasta ahora la situación estaba mal, ya que un limbo legal como ese no debería existir en ningún estado de derecho. Pero es que ahora han mejorado la situación eliminando cualquier límite que tuviera la CIA para detener gente y mandarla a Guantánamo. Vasta con que haya sospechar de que quizás puede que a lo mejor sea alguien que pudiera estar relacionado de alguna manera con algún grupo terrorista.

Lo peor es que a Obama y compañía no se le cae la cara de vergüenza al aprobar ese cambio en lugar del que prometió: cerrar ese infierno. Y para más cachondeo, siguen sin poder juzgarse a los ciudadanos de EE.UU. en el TPI.

Personalmente, el comportamiento que va adquiriendo EE.UU. me recuerda a otros comportamientos históricos. Casualmente esos comportamientos los tuvieron otros imperios justo antes de pegarse un batacazo y desaparecer o quedar reducidos a la mínima expresión (Roma, Arabia, España, Inglaterra, ...).

Por cierto, no considero casual que el sistema legal estadounidense se parezca cada vez más a la inquisición. Sólo hay que fijarse en los candidatos republicanos para las próximas elecciones.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Cómo echar a tus posibles clientes

¿A alguien se le ocurriría que si entras en un bar, por ejemplo, donde sólo hay otro cliente, el camarero no sólo te pusiera mala cara al entrar si no que te echara en cara no entrar cantando el himno del equipo favorito del dueño? Seguro que la reacción automática sería decir anda y que te den y largarse del local, cosa que no le vendría nada bien al dueño ni, si no es la misma persona, al camarero.

Pues bien, eso en las iglesias sí puede pasar. Puedes entrar en una iglesia sin ser católico porque conoces a alguien que sí lo es y, por hacer un favor, quieres llevarle un recuerdo... por mucho que pienses que ese edificio podría tener usos mucho mejores que tomar el pelo a la gente. Y puedes encontrarte a un imbécil con sotana que, sin preguntar si eres o no creyente, te diga que te arrodilles ante el altar. Personalmente, ya que no me gusta faltar al respeto, me he ido de ese recinto de la estupidez, ya que mi otra opción era soltar un rebuzno equivalente al recibido, cosa que no me atrae cuando la solución es tan fácil como pasar de quien está ahí y que se pudra con su estupidez.

Pero después, pensando en el tema, uno se plantea ¿así quieren atraer gente a la iglesia? ¿faltando al respeto a quien entra en un lugar que según ellos es la casa de todos? Lo suyo hubiera sido que, no sabiendo para empezar ni si sé castellano, se hubiera intentado comunicar conmigo con tranquilidad y, quizás, haberme tratado de convencer de lo bien que se está en la iglesia, en lugar de conseguir cabrearme en menos de 30 segundos a base de arrogancia y estrechez de miras.

Por cierto, el ejemplo del bar era porque en todo el recinto sólo había una clienta rezando.

 P.S.: Me encantaría que, cuando tengan que cerrar esa iglesia porque ya no hay clientes lo manden a otra a seguir con su obra. A ver si así cierra el chiringuito de una vez.